Categorías El Valor del Arte, General, Rentabilidad

La rentabilidad del arte según los informes del año 2016

En muchos casos la compra de arte se realiza sobre obras de artistas que aún no han alcanzando su máxima consagración, lo cual implica que la oferta y demanda está en constante evolución y no podemos extraer datos exactos. Durante este período, comprar sus obras es una lotería, lo cual introduce en cierto modo una sensación de peligro que, quieras que no, suele atraer a los inversores. De cualquier manera, siempre compensa entender, tiempo después, que la rentabilidad de tu obra de arte adquirida a un precio razonable en los comienzos de un artista ha obtenido una gran rentabilidad.

Rentabilidad del arte

La compraventa de arte es mayor en los estratos contemporáneos, en parte porque las obras de los Grandes Maestros ya consagrados, del siglo XIX y hacia atrás, salen a precios que actualmente la mayoría de los coleccionistas no quieren asumir. Además, la rentabilidad que están demostrando los artistas del siglo XX y XXI es alta, lo cual compensa el riesgo por norma general.

En los mercados financieros siempre se encuentra una cierta inestabilidad, que afecta a sus activos en función del momento y del tipo de activo del que estemos hablando. En este caso, hablando del mercado del arte, debemos tener en cuenta que casi por inercia se considera que los coleccionistas pertenecen a un grupo de amantes del arte con la capacidad económica de adquirir estas obras. Lo único que se discute, aún a día de hoy, es su rentabilidad.

En muchos casos se relaciona directamente el alto precio de las obras de arte con su presencia y su rentabilidad. Lo que no se tiene en cuenta habitualmente es que más del 90% de las obras artísticas vendidas en subastas durante el año 2016 fueron de un importe menor a 50.000€: dato extraído de TEFAF Art Market Report. No todos los coleccionistas poseen grandes fortunas, y en muchos casos podemos encontrar a jóvenes que comienzan sus colecciones de forma modesta, o a personas que, manteniendo un nivel de vida medio, ahorran para conseguir una u otra obra.

Rentabilidad del arte

No solo tenemos el informe de TEFAF. También Artprice ha presentado un informe sobre el año 2016, en el que se habla de la evolución de los precios en el arte. En este informe tenemos datos tan concluyentes e importantes como el crecimiento de un 1370% del arte contemporáneo desde el año 2000, que se relaciona de forma íntima y directa con el hecho de que el 95% de los coleccionistas acaban comprando por internet, cómodamente. Las casas de subastas españolas, por suerte, están uniéndose de forma magistral a esta nueva disposición de compra venta online. Mientras que el mundo aún adolece la crisis nacida en 2007, tratando de refugiarse en activos anticuados y faltos de valor, el mundo del arte mejora y ayuda en la rentabilidad, como puede verse en nuestras colecciones Valores Consolidados y Maestros Modernos.

Rentabilidad del arte

Esta manera de considerar el mundo del arte casi como un refugio no es reciente: viene de hace casi 18 años, años en los cuales el arte ha continuado manteniendo y mejorando su valor y rentabilidad, encumbrando nuevos nombres y atrayendo nuevos inversores, dejando atrás las crisis que apenas han rozado su economía. En proporción, el valor medio de una obra aumenta un 115%, mientras que la rentabilidad anual lo hace en un 4,9%, en precios bajos. A partir de los 20.000€ de valor, encontramos que sube hasta el 9%, datos según Artprice.

 

Comentar este artículo

*