Categorías Activo financiero, General, Rentabilidad

¿Inversores en arte deben ser escépticos al actual ‘tapering’?

¿Qué ha sucedido en Agosto?

En su actualización de política de agosto, la Reserva Federal americana (Fed) anunció planes para comenzar a reducir su estímulo de la era pandémica. El anuncio de una posible reducción de su programa de compra de activos de 120.000 millones de dólares al mes generó dudas sobre una posible «rabieta del tapering» (taper tantrum) . En 2013, una señal de la Fed con respecto a sus planes para reducir los activos provocó una fuerte liquidación en los mercados tanto de bonos como de acciones. La correlación negativa entre los bonos y los activos de riesgo se rompió durante un mes al comienzo de la dicha “rabieta“.

Nos parece probable que en los años posteriores al Covid, las principales economías occidentales experimentarán una «estanflación», un entorno con un crecimiento moderado del PIB y una mayor inflación. Si bien este resultado será negativo para los bonos y las acciones, los inversores podrían considerar la posibilidad de diversificar sus carteras en clases de activos no correlacionadas, como… ¡el arte  o fondos de obras de arte!

Nuestro análisis de rendimiento de los 50 artistas más valiosos del mundo, en comparación con una cartera tradicional de acciones/bonos equilibrados al 70/30, muestra que los inversores en arte se están beneficiando de una correlación negativa durante los últimos 20 años. Además, los inversores se puede aprovechar de un menor riesgo a la baja, volviéndose más valiosos durante otra “rabieta” según ratio de Sortino de 1,6 frente a 0,98 para obras de arte de los 50 top artistas frente a una cartera equilibrada, respectivamente.

Figura 1: Rendimiento de la cartera equilibrada frente a los 50 artistas principales del mundo desde 2001.
Fuente: ArtPrice, ArtsGain, Yahoo Finance. Artprice es empresa líder de información del mercado del arte que cotiza en Euronext París.

¿Por qué la estanflación es un escenario probable?

Si bien los datos de inflación recientes han mostrado una rápida tendencia alcista en EE.UU. y Europa, la actividad económica parece haber alcanzado su punto máximo desde su máximo posterior al Covid. Desde el anuncio de la Fed en agosto, varios indicadores económicos importantes de EE.UU. se han publicado significativamente por debajo de las expectativas del mercado:

1) Informe de nóminas débiles de agosto, que mostró sólo 235.000 puestos de trabajo creados el mes pasado en comparación con 1,1 millones publicados en julio y con los 720.000 esperados,

2) la confianza del consumidor cayó en agosto al nivel más bajo desde febrero a 113,8 por debajo de un 125,1 revisado en julio

3) y las ventas minoristas en EE.UU. en las que los informes no se han cumplido con las expectativas durante 3 meses seguidos.

Además, desde una perspectiva estructural, las tasas de interés a más largo plazo se mantendrán en niveles bajos como en el pasado. La deuda pública ha aumentado sustancialmente durante la última década, al igual que la deuda en la mayoría de las principales economías occidentales. En última instancia, hacer que los gobiernos dependan más de las tasas de interés bajas para mantener los presupuestos federales bajo control. Por lo tanto, los bancos centrales (y, en particular, la Fed) serán cautelosos al rechazar cualquier compra mensual de activos, ya que esto desencadenaría un aumento en las tasas de interés a largo plazo y supondría una carga fiscal adicional para los gobiernos.

Figure 2: Deuda pública total del PIB americana.
Fuente: St. Louis Fed

Conclusión

En tiempos de incertidumbre macroeconómica y el riesgo de errores de política por parte de los bancos centrales y los gobiernos, los inversores pueden buscar activos tangibles, de valor refugio y características no correlacionadas a largo plazo con las clases de activos tradicionales.

El arte tiene atributos positivos particulares, ya que se considera una inversión refugio en tiempos de crisis e incertidumbre. Como señala el CEO de ArtsGain Investments, Xavier Olivella, «Un Picasso es un Picasso, que ha sido solicitado por sus atributos estéticos tanto en tiempos de guerra como durante crisis políticas o en épocas inflacionarias, tanto si hace 50 años u hoy en 2021».